Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos, primero de todo saludaros y desear que esteis bien.
Os escribo a título particular para pediros un deseo que comparten conmigo muchos de los usuarios de Audi.
Ya va para cinco años que nos ilusionamos con las promesas de la marca con darnos un coche más competitivo y potente que el que teníamos.
Hasta ahora, nos han ido dando unas versiones, más o menos logradas, pero que no se acercana lo que la mayoría esperábamos.
Yo he sido declarado hereje, pero me consuela pensar que Galileo Galilei fue perdonado por la Iglesia Católica hace apenas unos años, con lo que mi declaración no deja de ser algo anecdótico e incluso risible, viniendo de quien viene, por cierto.
Conozco y hablo con muchos usuarios del nuevo modelo de Audi y aunque la mayoría se queja en privado, casi ninguno se atreve a hacerlo público, no vaya a ser que no salgan en la foto, ya sabéis el dicho popular, cuando las barbas de tu vecino veas pelar….

Voy ya al grano. Quisiera pediros, no por mí, sino por todos esos sufridores que siguen en la brecha ( y pagando ), que le deis un toque a los de Audi. Que hableis con sus directivos o con sus ingenieros, que le metan algo más de caña si es posible y que corrijan todos esos fallos y errores que tiene el nuevo modelo, que al menos tenga las mismas prestaciones que  el antiguo y que para meter una marcha, por ejemplo, no haya que montar una coreografía de
manos y pies combinada con un salto mortal hacia atrás con pirueta invertida. Que nos lo  hagan todo más fácil, no más difícil, y que lo que aprendemos para ahora, no lo tengamos que mandar a la papelera de reciclaje cuando sale la siguiente versión.
Os estoy preparando una lista completa de esas cosas de las que los clientes de Audi se quejan en privado, para que la paseis a quien corresponda, si tienen el buen criterio de recibiros y de escucharos.

Se despide de vosotros, un monárquico de un solo día al año.

Paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad

Edición 6-1-2011

No me refería a este 🙂 pero gracias, Sus Majestades

El nuevo Audi que me han dejado los Reyes Magos

Dos de tres

Hace un tiempo, unos dos o tres años, en una comida con amigos, planteé ante todos ellos mis  “temores” sobre la política comercial  real de Velneo.

Enumeraré dichos “temores”

  1. Velneo no se dedica a la formación, pero se dedicará en el futuro
  2. Velneo no se dedica a la asesoría, pero se dedicará en el futuro.
  3. Velneo no hace producto final con su herramienta , pero lo hará en el futuro.

Los temores se basaban en intuiciones, o más bien en Sentido Común ( el menos común de los sentidos ) y poniéndome yo mismo en el papel de responsable de la empresa en cuestión.  Si yo tuviera el control sobre tan magnífica herramienta, haría esas tres cosas con los ojos cerrados.

Hablamos y discutimos el asunto e incluso yo mismo intenté rebatirlo , basándome en conversaciones mías con comerciales de Velneo, en las que siempre se me había asegurado que esa parte del negocio quedaba fuera de la empresa y que esa “responsabilidad” era de los clientes, de los programadores que usábamos la herramienta desde hace mucho tiempo y por tanto podíamos sacar provecho de nuestros conocimientos y experiencia. Eso lo tengo oído hasta la saciedad.

Un año o dos después, las ideas 1 y 2 se cumplieron, nace Velneo España o como se llame ahora, y se dedica precisamente a ” el negocio de los programadores con experiencia”, a dar consultaría y formación. Que , ojo, me parece cojonudo y muy legítimo, que conste, de ellos es el producto y pueden sacar el máximo partido de él cuando y como quieren, pero en cierto modo, me sentí un poco engañado. Aunque luego piensas que los comerciales están para vender y lo hacen como sea, y si tienen que cumplir objetivos, más.

Queda por cumplirse o no el tercer temor , pero mi intuición me dice ,que voy a hacer pleno. No podemos olvidar que Velneo pertenece, si no me equivoco, a VisualMS  o VisualVeo o como se llame, que es una empresa  de software final , que es dueña de una herramienta de desarrollo que está consiguiendo sacar adelante con mucho esfuerzo del departamento de desarrollo y del aporte económico de los clientes de la herramienta ( N2, N3 y N4 ) y que a fin de cuentas, le interesa ganar dinero, ahora de una forma pero en el futuro, de otra y qué mejor manera que desarrollar software final para grandes cuentas. No hay más que imaginarse la situación de un potencial cliente grande:  ¿quién prefiero que me desarrolle la aplicación, el dueño de la herramienta o uno de sus clientes?. Blanco y en botella. Lo sé con conocimiento de causa pues he sufrido los precedentes. Por desgracia, la ética algunos la dejan de lado cuando les tocan la cartera.

Mientras tanto , seguiré aplicando el Sentido Común y buscando un hueco para mí y para otros en este mundillo tan duro y tan bonito de la programación.

Feliz año a todos.

ME ENCANTA MI TRABAJO. SC

 

A %d blogueros les gusta esto: